Siempre hay otra manera de hacer las cosas

Cuando cuento la historia de mis dos partos caseros, siempre hay una reacción fuerte, ya sea de admiración por haber hecho algo simplemente humano, milenario e instintivo –parir- o de señalarme con el dedo por “irresponsable”: ¿Cómo pude arriesgarme de esa manera? No soy una hippie enemiga de la medicina moderna y agradezco todos los … Sigue leyendo Siempre hay otra manera de hacer las cosas