Irse

Alguna vez que estaba de visita en Colombia cuando llevaba ya 5 años viviendo en Los Angeles (California), me dio el ataque de no querer irme. Hablando con mi mamá de la angustia que me generaba volver mientras me cuestionaba mis razones para haberme ido, ella me abrazaba, también con los ojos goteando lágrimas. Porque … Sigue leyendo Irse